Versión Español

                                                         LA CIENCIA DEL BUEN GOBIERNO

Este sitio fue creado con el fin de proponer una nueva ciencia, una rama de la ciencia política, que, teniendo presente los conocimientos de la ciencia política y la elaboración de las experiencias pasadas, se propone estudiar las soluciones a las problemas socio-políticas, que el buen gobernante, que es el que sólo busca el bien común, está llamado a afrontar. Ya no es posible, de hecho, que en el siglo XXI todavía hacemos política de forma intuitiva, con métodos aproximados etc., como en los siglos pasados.

El método científico aplicado a la política

 

LA CIENCIA DEL BUEN GOBIERNO

Seguiendo los pasos del famoso filósofo y político francés Emile Littré, que en 1870, teniendo en cuenta los principios del positivismo, fundó la “Ciencia del Gobierno de los estados”, y en la estela de la tradición aristotélica – Cicerón, se propone la creación de una nueva disciplina universitaria, cuyo objetivo es el de estudiar soluciones racionales a los problemas sociales y políticos del pueblo. Era hora de convertir la política en una ciencia y empezar a hacer frente a los problemas reales, de manera científica y racional.

—————————————————————————————————————–

 

LA CIENCIA del BUEN GOBIERNO y LA CIENCIA POLITICA

La ciencia del buen gobierno (cbg) no quiere sustituir la ciencia política (cp) pero se propone como su rama (de hecho de ella desarrolla la capacidad de hacer propuestas politicas) por qué continúa el camino identificado por muchos politólogos como G. Sartori e G. Pasquino para aplicar la ciencia política a la vida real de los ciudadanos. Entre cp e cbg existe la misma diferencia que hay entre la economía política y la política económica. La primera es principalmente analítica y estudia los fenómenos económicos, la segunda estudia las estrategias para hacer frente a los problemas economicos, por ejemplo, sugiere las estrategias para controlar la inflación.

 

LA SOLUCIÓN de los PROBLEMAS SOCIOPOLÍTICO

Para la busqueda de la solución de los problemas sociopolíticos, los estudiosos de cbg han identificado tres fases: 1) Hallar la solución. Recogida de las informaciónes para entender mejor el problema, comprender las causas y proyectar las respuestas. 2) Instalacion o implementación (implementation), en esta fase se analiza el plan para poner en práctica una medida aprobada. 3) Evaluación de los resultados. Es un paso indispensable para dar valor científico a la operacion. Los políticos, a menudo, se comportan como madres desnaturalizadas: “una vez que dio a luz a su criatura, no están mas interesados en sus vidas”.

 

LOS MÉTODOS de INDAGACIÓN

La cbg es una ciencia porqué cumple plenamente los 4 requisitos que una disciplina debe tener para ser considerada una ciencia: 1) Utiliza el método científico; 2) Indica los métodos de indagación; 3) Identifica con certeza su objeto de estudio; 3) Clasifica los contenidos (“sistematización de los conocimientos”). La cbg para sus estudios utiliza dos tipos de métodos de indagación: a) Los métodos de recogida de datos, que necesitan para saber bien el problema; b) Los métodos de control, que se utilizan para comprobar la exactitud de la hipótesis.

————————————————————————————————————————

 

EL OBJETO de ESTUDIO

La ciencia del buen gobierno, al contrario de otras disciplinas, cuyo objeto de estudio no siempre está claramente definido, indica exactamente todos los temas que trata. Ellas se pueden dividir en: tematicas económicas y tematicas sociopolíticas. Para las primeras, obviamente, utiliza los conocimientos ofrecidos por la economía política y la política económica. Para las tematicas sociopolíticas se basa en la investigación científica y sobre los conocimientos ofrecidos por la ciencia política, la sociología y otras ciencias sociales.

 

LAS TEMATICAS ECONÓMICAS

La ciencia de buen gobierno se ocupa también de los temas económicos por qué cree que son inseparables de la realidad socio-política. En última instancia, cualquier tematica tiene siempre por lo menos una repercusión económica, por ejemplo porqué requiere algún tipo de financiación para ser lanzada como solución. Por esta razón creemos que el conocimiento de la economia debe ser parte de la formación cultural normal de todos los políticos. Los académicos han decidido de dividirlas por sectores:

 

     Las tematicas macroeconómicas. Las medidas de política económica son aquellas adoptadas por los gobiernos con el fin de regular la economía, promover el desarrollo y aumentar el empleo. En nuestro modelo son responsabilidad del Ministerio de Economía y Desarrollo.

 

     Las tematicas de política monetaria principalmente son aquellas concernientes a las acciones del Banco Central para regular la circulación del dinero y mantener baja la inflación. En nuestro modelo son de competencia del Ministero del Tesoro.

 

     Las tematicas de política fiscal. Son los instrumentos utilizados por los gobiernos para recaudar recursos financieros a través de los impuestos, regular la economía y administrar el balance del Estado. En nuestro modelo son de competencia de Ministerio de Hacienda.  

 

     Las tematicas de microeconomía. En nuestro modelo son de competencia de 5 Ministerios: 1) Ministerio de Agricultura, crianza y selvas (sector primario); 2) Ministerio de pesca. 3) Ministerio de Industria y Artesanía (sector secundario); 4) Ministerio de Comercio y Transportes (sector terciario); 5) Ministerio de Turismo, las bellas artes y arqueología.

 

     Tematicas de comercio exterior. Son aquellas concernientes a los problemas que derivan por intercambios de bienes entre los países y también por los movimientos de capitales, empresas y trabajadores. Son de competencia del Ministerio del Comercio exterior.

 

LAS TEMATICAS SOCIOPOLITICAS

La ciencia del buen gobierno, por el contrario de la ciencia política, también se ocupa de los problemas económicos, porque cree que estos últimos no son “separables” de los sociopolíticos. En el análisis final, cualquier problema tiene siempre un impacto económico porque, por ejemplo, requiere de alguna forma de financiamiento para encontrar una solución. Por esta razón estamos convencidos que el conocimiento de la economía debe ser parte del patrimonio cultural normal de todos los políticos. Los estudiosos de la ciencia del buen gobierno, para estudiarlas de una manera racional, han optado por dividirlas por sector.

 

     Las tematicas de orden publico. Son aquellas que se refieren a la seguridad, como las medidas para combatir todo los tipos de delincuencia, desde el crimen organizado hasta el terrorismo.

 

     Las tematicas de justicia y derecho procesal. Son aquellas relativas a los juicios penales y civil y la organización de la maquina de la justicia. Son de competencia del Ministerio de Justicia.

 

     Las tematicas de asistencia sanitaria. Son aquellas relativas al tratamiento y la prevención de enfermedades físicas y mentales. Son de competencia del Ministerio de Salud.

 

     Las tematicas relativas a la educación pública. La organización de las escuelas y de todas las instituciones encargadas de la educación de las nuevas generaciones y prepararlas a sus tareas futuras.

 

     Las tematicas del trabajo. De competencia del Ministerio del trabajo son aquellas concernientes a las relaciones entre trabajadores y empleadores, además se ocupa de la protección de la seguridad en el lugar de trabajo y la correcta aplicación del derecho laboral.

 

     Tematicas concernientes en obras publicas. El diseño y la concesion de nuevas obras públicas, para dotar el país de infraestructuras necesarias para su desarrollo. Son de competencia del Ministerio de Fomento.

 

     Tematicas ambientales. Son aquellas concernientes a cualquier tipo de contaminación, desde la contaminación del aire a la contaminación del agua como asi tambien a la contaminación del suelo. Forman parte de este grupo también los temas de las fuentes de energía. Son de competencia del Ministerio de ambiente.

 

     Las tematicas concernientes a el estado asistencial o welfare state. Todas las iniciativas del Estado hacia las clases sociales más débiles, como desempleados, minusválidos, ancianos, huérfanos, ex prisioneros etc.. También incluye la seguridad social y el sistema de pensiones.

 

     Las tematicas de política exterior. La mayoría de estas tematicas no son el objeto de estudio de la cbg porqué son decisiones personales que cada pais hace basándose en su orientación política y a sus tradiciones históricas. Son de competencia del Ministerio de exterior.

 

     Las tematicas de defensa de la patria. Conciernen a la organización y a el equipo del ejército, de la fuerza Aérea y la Marina. Son de competencia del Ministerio de defensa.

 

     Las tematicas de las autoridades locales y las “Public Utilities”. Las primeras son concernientes a los gobiernos locales, que en Italia son: municipios, provincias y regiones. Las segundas son concernientes a las compañías de servicio, que son aquellas que proveen a las viviendas: electricidad, agua potable, gas de ciudad, líneas telefónicas etc..

 

Ayúdanos a dar a conocer esto sito web, informa de ello a un amigo. Sólo difundiendo nuevos contenidos culturales podremos construir un mundo mejor

—————————————————————————————————-

 

LA DEMOCRACIA IDEAL

La construcción de un régimen democrático que “funciona bien” no es una tarea facil. Necesitano algunas estructuras y ciertos “modalidades” como, por ejemplo, un buen sistema electoral que garantiza la gobernabilidad y la alternancia en el poder. El mundo, de hecho, está lleno de democracias imperfectas o “enfermas”, que funcionan mal y que van adelante a la “menos peor”.

Descargar el libro electrónico “LA DEMOCRACIA IDEAL, cómo construir una democracia que funciona bien ”

 

El SOCIALISMO IDEAL

¿Existe una alternativa al ‘”egoísmo” del capitalismo? Se puede construir un sistema económico eficiente y racional sin capitalismo? No sólo respondemos sí, sino que indicamos tambien cómo construirlo. Un mensaje dirigido al “pueblo” de izquierda, quedado “huérfano” después de la caída del comunismo.

 

Los contenidos de este sitio por el libro de Gianni Gargione 

“La scienza del buon governo”, 2008 – Mondolibro” – Italia.

 

Los derechos de autor son libres siempre que se menciona la fuente

 

Capitulo I

LA NUEVA CIENCIA

Vivimos en la era de la electrónica y de las expediciones espaciales, somos “monstruos tecnológicos”, por ejemplo a través de las células madres vamos construyendo nuevos órganos humanos para reemplazar a los enfermos, pero no hemos resuelto ninguno de los problemas de los cuales la humanidad adolece: el hambre, la desigualdad social, el desempleo o la guerra. Durante los últimos años la mayoría de los países occidentales han experimentado una fuerte crisis económica y financiera que nadie sabe cuándo acabará. Cada día somos testigos de malas políticas con resultados decepcionantes. Todo el mundo puede darse cuenta de la frecuencia con la que nuestros políticos son inadecuados para hacer frente a los problemas sociopolíticos (vamos a pasar por encima de los casos cuando son deshonestos). Era hora que alguien pensara en la ‘creación’ de una nueva ciencia que aspirara a estudiar los problemas sociales y políticos de manera científica; en otras palabras, a aplicar el método científico en el campo político. Es la empresa que nosotros emprendimos en 1998 con la publicación del libro “La ciencia del buen gobierno”.

LA CIENCIA DEL BUEN GOBIERNO

La cbg, como ya hemos mencionado, es una rama de la ciencia política, que tiene como objetivo buscar las “respuestas” a los problemas sociopolíticos. En otras palabras, utilizando los conocimientos ofrecido por las ciencias sociales y sacando de las “lecciones” de la historia, tiene la intención de tratar con objetividad los problemas que derivan de la organización política y económica de un país, del sector público, de la educación, al sistema de salud, etc., con el fin de encontrar las mejores soluciones, considerando los pros y los contras. Por ejemplo, va a estudiar los sistemas electorales para averiguar los que conducen a una mayor estabilidad política y permiten la formación de gobiernos duraderos. Entre la ciencia política y la ciencia del buen gobierno existe la misma diferencia que hay entre la economía y la política economíca. La primera es principalmente analítica, en otras palabras, estudia los fenómenos económicos, la segunda sugiere las mejores estrategias para resolver los problemas económicos. Por ejemplo, informa cómo mantener la inflación bajo control.

LOS MÉTODOS de BUSQUEDA

La ciencia del buen gobierno por sus investigaciones hace uso de dos tipos de métodos:

1) Los métodos de recoleccion de datos. Sirven para recoger toda las informaciónes y conocer mejor el problema que si tienen la intención de estudiar. Ellos son: la investigación bibliográfica, el estudio en el campo (estudio de casos individuales), el método estadístico y la confrontación política.

2) Los métodos de control. Sirven para comprobar la validez de las hipótesis o de las posibles soluciones. Ellos son: el método comparativo, el método estadístico, el método histórico (estos dos últimos, de hecho, pueden ser también utilizados como métodos de control) y el método experimental.

 

 

¿QUÉ ES UNA CIENCIA

Positivismo fue un movimiento filosófico que nació a principios del siglo XIX por Auguste Comte, que favoreció el conocimiento científico y experimental, concebido como la única y legítima forma de conocimiento de la realidad. La palabra ‘el positivismo’ fue usada, de hecho para denotar la característica del conocimiento científico como ‘positivo’, es decir, la realidad, en contraposición a las abstracciones vacías de la metafísica.

Bajo la influencia de este movimiento notable, heredero de una gran parte de la ilustración del Setecientos y el espíritu del empirismo inglés, ciencias sociales como sociología, psicología etc. buscaron un entorno científico imitando los métodos de las ciencias naturales; por tal motivo no es arriesgado afirmar que con el positivismo nació el concepto de ciencia.

Del término científico, sin embargo, se apropiaron muchas disciplinas sin serlo, por esta razón, antes de ir adelante es crucial aclarar lo que es ciencia y qué características deben tener una disciplina para ser considerada una ciencia.

 

     Devenir en una ciencia. En nuestra opinión, una disciplina para devenir en una ciencia debe satisfacer 5 criterios:

1 – Utilizar el método científico. La esencia de la ciencia es el método científico, es decir, la formulación y verificación imparcial de las teorías sobre el funcionamiento del mundo. Es un método de indagación que se aplica tanto para el estudio de un sistema económico como para el estudio de la gravedad de la tierra o la evolución de las especies. Adoptar el método científico significa utilizar procedimientos científicos apoyados en la investigación dado que son los únicos que pueden dar certezas.

Los políticos, por desgracia, incluso cuando no son de mala fe, no son científicos “especialmente” por tres razones:

1) Porque creen que sus propuestas, o mejor las soluciones avanzadas por ellos, son las correctas y que sus puntos de vista corresponden a la “verdad”. El científico, por el contrario, siempre duda de la verdad y constantemente busca confirmación.

2) Porque los políticos no tienen el hábito de observar el mundo que les rodea con ojo científico, ni se preocupan de verificar que sus propuestas sean las adecuadas para resolver problemas que son llamados a enfrentar como asi tambien no tienen siempre una buena preparacion profesional.

3) Porque en su mayor parte, se concentran en la búsqueda del apoyo popular, ocupados en realizar estrategias electorales o en construir redes de clientelismo. De hecho el principal objetivo de ellos esta centrado en el poder.

La ciencia del buen gobierno quiere ofrecer las herramientas adecuadas para administrar bien y eficazmente un país.

     1) Identificar y delimitar el objeto de estudio. Una disciplina para devenir en una ciencia debe primero delimitar con certeza su objeto de estudio, es decir explicar de que tiene intención de ocuparse, indicar los objetivos y proponer una definición que sea reconocida por la mayoría de los eruditos. Por ejemplo, la etología se ocupa del estudio de los animales, en particular, de su comportamiento y sus relaciones con otros animales. El objeto de estudio, claramente, no debe ser igual a otras disciplinas de otra manera es un “duplicado”.

 

     2 – Indicar los métodos de investigación. Una disciplina para ser considerada una “ciencia” debe tambien indicar qué métodos de búsqueda piensa utilizar para su estudio. En nuestro caso, las cosas son facilitadas por el hecho de que la ciencia política pertenece a la familia más grande de las ciencias sociales y, por lo tanto, más o menos comparte los métodos. De estos métodos vamos a hablar, porqué es una tematica bastante amplia, en el próximo capítulo.

     4 – Sistematización de los conocimientos (ordenar los contenidos). Si una persona estudia medicina puede ver que el contenido de esta ciencia viene expuesto de una manera ordenada. Por ejemplo, empeza con el estudio de la anatomía, comenzando con el sistema óseo y muscular, luego se estudia los diferentes órganos del cuerpo para terminar estudiando las diferentes patologias que se pueden ir presentando. En otras palabras, el conocimiento es ordenado según esquemas lógicos y, sobre todo, en forma similar por todos los autores (de modo que es tambien fácil comparar). En otras palabras una disciplina para ser considerada científica primero tiene que estar provista de la “sistematización de los conocimientos“. De hecho si el conocimiento de una disciplina está expuesto de manera desordenada y sin una lógica, no es una ciencia.

La sistematización de los conocimientos significa que todos los argumentos, objeto de estudio de la ciencia, deben ser enmarcado en un esquema único. Fue el obstáculo más difícil de superar porquè las tematicas de la ciencia del buen gobierno no sólo son muy numerosas, sino los argumentos son muy complejos y estrechamente interrelacionados entre ellos, para esto se considera dificil la tarea de poder desenredar y poner en orden segun un esquema logico.

5 – Exhaustividad. Uno de los requisitos más importantes que son necesarios con el fin de que una disciplina sea considerada una ciencia es la existencia de manuales o cursos universitarios que traten de manera bastante completa todas las tematicas que estudia. Claramente nadie espera la perfección, pero necesita por lo menos que se mencionen las tematicas mas importantes. Será, entonces otros autores quienes profundicen sobre el problema

En segundo lugar estos manuales deben tener un enfoque científico (es decir, basado en el método científico y el razonamiento racional) y pluralista, es decir ellos no tienen que reportar únicamente los puntos de vista del autor, sino también las posiciones de los teóricos más influyentes. Tomamos el ejemplo de la economía, hay buenos manuales, especialmente los usados en las principales universidades, que tratan de modo completo casi todas las tematicas económicas de las cuales si ocupa esta ciencia. A veces están expuestos de modo superficial, otras veces más profundamente, pero casi siempre pueden ser considerados completos.

Diferente son los ensayos, que no siempre tienen un enfoque científico, porque a menudo contienen solamente la opinión del autor. Por ejemplo, el libro “la Italia que lo haría”, escrito por un político italiano bien conocido, no puede ser considerado un ensayo de ciencia política porque da cuenta de sólo el pensamiento de su autor, y no se preocupa de señalar lo que han dicho o escrito otros importantes autores.

 

     Una escala de cientificidad. En este punto es justo hacer una distinción o mejor proponer una clasificación de las disciplinas según de sus “grado” de fiabilidad.

En primer lugar en esta escala encontramos las ciencias exactas: las cuales son muy pocas , matemáticas, física, ciencias naturales etc., es decir, aquellas disciplinas en que los reclamos son confirmados por experimentos de ciertas pruebas de laboratorio. Con una fablidad del 99%

En segundo lugar encontramos las Ciencias, es decir, aquellas disciplinas que se basan en el método científico, pero son confiable como máximo al 80%. Por ejemplo, no creemos que la ciencia política, al menos por ahora, corresponde a este criterio. Otras disciplinas como la psicología, la economía etc. son científicas pero no siempre dan respuestas ciertas y comprobables. La aspiración de los politólogos del buen gobierno es la de poder entrar a formar parte de esta categoría.

En tercer lugar, hay las disciplinas científicas, que se basan en razonamiento lógico, racional, pero son confiables menos de 80%. Sociología, por ejemplo, está entre ellas. Es cierto, muchas búsquedas son realizadas de una manera científica y deben ser consideradas confiables, pero la Sociología no tiene un único corpus. Aparte de algunas tematicas de carácter general, como los métodos de investigación y el uso de cuestionarios, cada autor “presenta sus ideas independientemente, como decir sin tener en cuenta a los otros sociólogos”. Es suficiente comparar dos manuales de sociología; como se puede ver,  cada uno habla de diferentes temas.

En último lugar, encontramos las disciplinas filosóficas (en nuestro sector tenemos la filosofía política). Muchas de ellas tienen una base científica, pero cada autor expone su teoría, casi independientemente de los otros. De hecho son disciplinas basadas en opiniones en lugar de confrontación y controles de los hipótesis, ni los conocimientos, casi siempre, están expuestas de manera racional (y tampoco respetar el requisito de integridad y carácter sistemático).

LA CIENCIA DEL BUEN GOBIERNO

Sin ninguna duda la cbg es una disciplina que puede ser considerada una ciencia porque respeta todos los criterios que hemos mencionado en las páginas anteriores. El científico, sin embargo, está siempre dispuesto a ponerse a sí mismo en discusión, por lo cual hacemos un veloz examen para verificar si es realmente así.

Partimos de métodos de investigación. Las cosas son facilitadas por el hecho que la Ciencia del Buen Gobierno es una rama de la Ciencia Política, que comparte los mismos métodos. En cualquier caso, hablaremos de ellos en el capítulo 2.

 

     Definición, objetivos y el ámbito de la ciencia del buen gobierno. Nos hemos detenido a hablar de ellos en detalle en las páginas anteriores. Igualmente las relaciones con la Ciencia Política han sido bien especificadas en la parte 2 del presente capítulo.

Además las tematicas objeto de estudio de la ciencia de la gobernabilidad seran tratadas de forma clara y exhaustiva mas adelante y reportaremos una lista detallada de ellas (es suficiente con sólo echar un vistazo al índice de este volumen).

Una cosa que han hecho sólo pocas disciplinas, ciertamente no la ciencia política donde los argumentos, a menudo, cambian significativamente según los autores.

 

Además, la cbg ha desarrollado un enfoque científico para otras dos buenas razones:

1) Pluralismo. No hacemos presente solamente  nuestra opinión para todas las posiciones actualmente más relevantes.

2) La cbg no pretende saber todas las respuestas para todos los problemas, es decir, no se cree infalible. Ella indica cuáles son las políticas consideradas mejor por los expertos (esto para cada tematica), indicando las ventajas y desventajas de cada una.

De hecho, no pretende saber “la” solución para cada problema”, se limita a aconsejar “las” soluciones” posibles. Por ejemplo, el sbg no afirma que los hospitales “afiliados” (dirigidos por privado pero pagados por el seguro) son la mejor solución al problema de la salud, pero dice que los hospitales públicos tienen estas cualidades y estos defectos, mientras los privados tienen otros tipos de desventajas. De hecho, la cbg se limita a presentar las diferentes posiciones, luego cada uno saque propias conclusiones.

 

¿POR QUÉ UNA NUEVA CIENCIA?

La ciencia del buengobierno, en opinión de algunos profesores universitarios importantes como G. Pasquino, se ocuparía de tematicas que ya son objeto de estudio de las ciencias políticas. Es una objeción justa, al principio, de hecho, también nostros hemos empezado a movernos dentro de la ciencia política, luego de habernos convencido que si deseaba proceder de una manera racional y lograr resultados concretos, era necesario crear una nueva disciplina, una rama especialista de la ciencia política.

Las razones que nos llevaron a esta elección son diversas:

Sostener que la ciencia política es una disciplina proactiva (es decir que hace propuestas), en nuestra opinion, significa “forzar la mano”, es decir no es del todo exacto. A partir de la “literatura de ciencia politica”  no queda claro que se trata de “una ciencia aplicable”, como escribe G. Pasquino. Basta echar un vistazo a los manuales en el mercado de la ciencia política. La gran mayoría de ellos son principalmente analítica, interpretativos de la realidad política, no sugieren soluciones. sólo en pocos casos, la ciencia política es proactiva, por ejemplo cuando tratan de los sistemas electorales. Fueron muchos eruditos, incluyendo Sartori y Pasquino, que no sólo han realizado estudios comparativos sobre los diferentes sistemas electorales, sino aproponer el sistema electoral, en su opinión, el mejor.

En conclusión, La ciencia politica es “aplicada” sólo de boquilla, en realidad la cp se ocupa principalmente de el análisis de los fenómenos políticos.

 

 

 

2) La ciencia política tiene un muy amplio objeto de estudios. Su campo de investigación parte desde el análisis de la comparación de los sistemas electorales y llega a la participación política,  al estudio de los regímenes dictatoriales, a la descripción de las políticas públicas, etc.. Los contenidos de los cuales se ocupa la cp son tan vastos, que fue  necesario una especialización. Sucedió en todas las disciplinas. Miramos, por ejemplo, la psicología. En los últimos años nacieron ramas, como la psicología social, la psicología social y cognitiva etc.. De hecho, la extensión del conocimiento, en todos los sectores, empuja a crear nuevas especializaciones, de esta manera cada uno puede centrarse en tematicas específicas.

 

 

    3) Es una disciplina fundamental, de gran utilidad porque la cbg puede mejorar las condiciones de vida del pueblo. Ella tiene como objetivo equipar los políticos con las herramientas para gobernar con justicia y del mejor modo. Fue una de las principales razones a empujarnos a crear una nueva ciencia, nuestro objeto de estudio, o sea, la búsqueda de soluciones a los problemas sociales y políticos tiene implicaciones significativas en la vida práctica de la gente, por lo tanto  es bueno dedicar una disciplina para tal fin. Después de todos los estudios en los planetas del sistema solar, para tomar un ejemplo, tienen poca relevancia práctica, porque no cambia mucho la “manera”  nuestra de vivir. Piense en las enormes ventajas si en el futuro surgieran centros de estudios en todos los países y todas las universidades introdujeran  estudios específicos! Los políticos de todo el mundo tendrían a disposición expertos que les daría excelentes consejos “cómo gobernar bien”. De hecho, si nuestra propuesta de crear una nueva ciencia tuviera  éxito, abríamos hallados una gran cantidad de personas más calificadas para dirigir los países.

 

 

    3) La ciencia politica no puede ser analítica, interpretativa, descriptivo y, al mismo tiempo, también proactiva. En algunos casos, entonces, los intereses de la cp y la cbg divergen completamente, porque cambiando los objetivos, cambia también el campo de estudio. La ciencia del buen gobierno, por ejemplo, también se ocupa de las tematicas económicas (utilizando los conocimientos de la economía), porque cree que no son separable de las tematicas sociopoliticas, la ciencia politica no. La ciencia política toma como uno de sus principales objetos de estudio los regímenes no democráticos, la cbg no está interesada en absoluto de ellos porque cree que la democracia es una conquista irrenunciable; mas bien centra su atención en la ingeniería constitucional para construir una democracia que funciona bien, como un eficiente empresa. De hecho proponiendose diferentes objetivos , esto da un carácter diferente a los estudios.

 

Por último, una disciplina no puede ser al mismo tiempo, interpretativa y proactiva, porque son dos momentos diferentes. La disciplina proactiva es una continuación de la primera, ya que viene primero el momento interpretativo y segundo el momento proactivo. La inmensidad del contenido en cuestión nos ha aconsejado fundar una nueva disciplina.

 

 

4) Es fácil verificar que cbg y cp no se interesan de las mismas cosas simplemente comparando los  contenidos de un buen manual de Ciencias Políticas con los contenidos de la cbg (en la práctica con el índice de este volumen) expuestos en este sitio web. Por ejemplo, en nuestro estudio las tematicas están divididas según el ministerio de competencia. Método de clasificación que no existe en ninguna obra de ciencia politica. La cbg se ocupa también de tematicas economicas mientras la cp no. Inclusive cuando tratan con las mismas cosas, ellas las afrontan desde una perspectiva diferente. Por esta razón, fue necesario crear una nueva disciplina que se dedicara específicamente a esta tarea.

   Concluyendo, la ciencia del buen gobierno sigue el camino indicado por muchos politólogos, como G. Sartori y G. Pasquino: o sea  convertir la ciencia politica en una ciencia “aplicada”.

 

La ciencia del buen gobierno para sus estudios se basa no sólo en la contribución de la ciencia política, de la cual es una rama, sino de todas las ciencias sociales, particularmente de lasociología, de psicología social, Antropología y Ciencias estadísticas, además utiliza la contribución histórica, particularmente con respecto a los estudios comparativos. Para el aspecto económico y financiero, que es una parte esencial de esta disciplina, utiliza los estudios y las investigaciones realizadas en  la economía, una disciplina que tiene más de 300 años de historia.

 

Lascia un commento

Il tuo indirizzo email non sarà pubblicato.

*